Durante el verano, muchos de nosotros vamos a la playa en busca de relajo y diversión. En la mayoría de casos lo hacemos los fines de semana o de manera esporádica. Sin embargo, lo que no sabemos es que vivir cerca del mar nos pude traer múltiples beneficios para la salud.

Así lo han demostrado distintas investigaciones llevadas a cabo por prestigiosas universidades alrededor del mundo. Por ejemplo, un estudio realizado por la Universidad de Michigan reveló que un ambiente cercano al mar incentiva la práctica regular de deportes, que son extremadamente importantes para la salud física y mental.

  1. De acuerdo a una investigación llevada a cabo en Nueva Zelanda, vivir cerca del mar puede generar un beneficio tanto físico como mental. La cercanía con el océano tiene una correlación directa con la reducción del estrés psicológico.
  2. Asimismo, un estudio realizado por la Universidad de Michigan reveló que un ambiente cercano al mar incentiva la práctica regular de deportes, que son extremadamente importantes para la salud física y mental.
  3. El aire salado esparcido por las olas trae mejoras en el sistema respiratorio. Según distintas investigaciones, aquellas personas que sufren de diferentes enfermedades relacionadas con el asma, bronquitis o incluso diferentes tipos de alergias, presentan una disminución de los síntomas cuando se encuentran próximas al mar.

  4. Vivir cerca del mar, además, aumenta las posibilidades de exposición al sol, que favorece la producción de vitamina D, fortaleciendo el sistema inmunológico. También eleva los niveles de endorfinas, reduce el riesgo de cáncer y mejora la salud de los huesos. Eso sí, no hay que sobre exponerse y usar siempre bloqueador.
  5. Otro estudio llevado a cabo por la Universidad de Exeter, en Inglaterra, asegura que el sonido del mar activa el córtex prefrontal del cerebro, área asociada con las emociones y autorreflexión. Esto hace que aumente el potencial de bienestar y la capacidad de autoconocimiento.

Fuente: ElComercio.pe